Casa Argentina del Basquetbol

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Fernández Felipe

Con pasta internacional, el tucumano Felipe Fernández.

Fotografía: Felipe Fernández. Así lo presentó "El Gráfico" en la Preselección Nacional para el Sudamericano de 1

Después de logrado el título de campeón del mundo en 1950, a los tres meses, la Selección Nacional de Argentina logró la medalla de plata en los primeros Juegos Deportivos Panamericanos realizados en Buenos Aires 1951 y luego alcanzó las semifinales en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952.

A partir de ahí se dejó llevar por un "aislacionismo deportivo", dicen que por presión del gobierno de turno, por lo que no participó en el Campeonato Sudamericano efectuado en Montevideo en 1953 (lo ganó Uruguay) y en el segundo Campeonato Mundial que tuvo lugar en Río de Janeiro en 1954 (campeón fue Estados Unidos de América). Es decir que no pudimos defender el título. "Nosotros estábamos preparados, veníamos de ser semifinalistas olímpicos, pero...", me dijo el "Negro" González.

En la competencia internacional reaparecimos en marzo de 1955.

Fue en los segundos Juegos Panamericanos que se organizaron en México D. F. Sólo cinco campeones mundiales de 1950 estuvieron en el plantel de 14 basquetbolistas: Oscar Furlong, Ricardo González, Alberto López, Juan Carlos Uder y Roberto Viau.

La dirección técnica estuvo a cargo de una dupla (Casimiro José González Trilla y Francisco del Río) y el recambio de jugadores registró estos nombres:

Juan Barea, Horacio Colombo, Felipe Fernández, Juan Gazsó, Genaro Lezcano, Adolfo Lubnicki, Rubén Pagliari, Edgar Parizzia y Orlando Peralta.

En su muy interesante libro "Historia Política del Deporte Argentino (1610-2002)" el tucumano Víctor Francisco Lupo, subsecretario de Deportes de la Nación durante el gobierno de Carlos Saúl Menem, estampó el siguiente párrafo:

"Estas primeras lecturas, más las anécdotas escuchadas de 'los mayores', en el club de básquetbol Redes Argentinas sobre la gran final de los Campeonatos Infantiles Evita '55 en que jugó el equipo dirigido por el 'maestro' José Rotger, siempre me llamaron a la reflexión.

Desde este 'club de barrio', vecino de mi hogar, también partió el 'Yuco' Felipe Fernández, único tucumano integrante del plantel de básquetbol argentino que logró el subcampeonato panamericano en México '55".

En una cita del mismo libro se destaca que la última jugada del histórico partido ganado 54-53 contra los norteamericanos, cuando a Roberto Viau le cometieron foul, se apoyó en una cortina del tucumano "Yuco" Fernández.

Esa vez Felipe entró en cuatro de los cinco partidos. Totalizó 30 minutos en cancha y convirtió 4 puntos.

Felipe Fernández festeja el Día de la Independencia Argentina por partida doble, porque nació en su cuna, San Miguel de Tucumán, en la misma fecha: el 9 de julio de 1933.

Nora, su hermana menor, no podía pronunciar "Felipe" y le salía "Yuco", de allí le quedó como apodo. En 1963 se casó en Córdoba con Zulma Coll y tiene tres hijos (dos son mujeres). Con posterioridad volvió a radicarse en su ciudad natal, jubilándose en los Labotorios Pfaizer.

El mencionado Víctor Lupo conoce a Felipe Fernández como nadie y tuvo la gentileza de escribir este testimonio especialmente para esta columna:

"El padre del 'Yuco', don Felipe Fernández, tenía su librería en avenida Juan B. Justo 939. Entre ese local y mi casa, en la populosa barriada de Villa Nueve de Julio, estaba ubicado nuestro 'segundo hogar': el club Redes Argentinas, con la primer cancha que tuvo piso de mosaicos en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Allí empezó a jugar el 'Yuco'.

En los términos de hoy, Felipe sería un 'jugador todoterreno'. Era inteligente con un tiro mortífero. Se desempeñaba como ayuda base, pero por su habilidad se amañaba para ser también cuatro y, a veces, jugar de pivote. Era un marcador único y un tiempista que se daba el lujo de poner tapas 'al estilo Gustavo Chazarreta' a hombres mucho más altos que él.

Tenía un carácter muy fuerte. Empezó a jugar en Tucumán B. B. y, estando aún en las inferiores, se enojó con los dirigentes y se fue a All Boys, entonces en Tercera División. Otro diferendo con los directivos lo llevó a fines de la década del '50 a los 'Eléctricos' de Redes Argentinas y aquí salvó al equipo de ir al descenso jugando sólo doce partidos, que se ganaron todos.

Para el Campeonato Anual de 1959 de la Asociación Tucumana se conformó un equipo de todos jóvenes entre 16 / 18 años. Con Felipe Fernández, que a su vez hacía de entrenador, Héctor "Gordo" Pertot, José Bechara, Felipe Palazzo y Juan "Chita" Herrera integraban la formación más estable.

Redes Argentinas fue campeón en 1959 y 1960, jugando todos sus partidos a cancha llena. Todo el mundo, sin distinción de colores, pugnaba por una entrada (que era difícil de conseguir...) porque quería ver a ese equipo que había incorporado a su juego el jump-shot, la doble cortina y la trenza, facetas hasta ese momento desconocidas en Tucumán.

Recuerdo mis siestas tucumanas, con 40 a 45 grados de calor, alcanzándole la pelota al 'Yuco', que a su vez le alargaba al 'Gordo' Pertot haciéndole ensayar sus famosos ganchos. Lo llevaron a ser apodado 'El Gancho de América'. Llegamos a contarle ¡400 ganchos! seguidos tirando sin parar..."

A principios de la década del '60 Felipe fue contratado por Atenas de Córdoba. Integró un equipo con Lucio Regina, el "Inqui" Ríos, Hugo Oliva, Busnelli y Zoilo Domínguez. Era la época en que se formaron también "Las Estrellas Blancas" de Juniors.

El presidente de la Subcomisión de Básquetbol en Atenas, que posibilitó armar ese gran equipo, fue Raúl "Lilo" Carrión, dueño de una caramelería autoservice en la peatonal cordobesa San Martín, cuando Aarón Glastein era el titular del club. También los dos fueron campeones en la década del '40, en la época de Pedro Bustos y el "Negro" Jorge Martínez.

Juan Daniel Cisneros, ex jugador y periodista hoy, comentarista de las transmisiones del canal deportivo ShowSport de Córdoba, me acercó su opinión:

"Yo creo que esos enfrentamientos Juniors-Atenas se hicieron todos en reserva, por aquello del reglamento que hizo el doctor Adolfo Bertoa, presidente de la Federación, para defender al amateurismo: jugador que pasaba en Córdoba de un club a otro, o que viniera de afuera, no podía jugar en Primera División durante dos años.

Felipe Fernández hoy sería un uno o dos. Pensante, inteligente, buen pasador y con un tiro perimetral largo, que no lo hacía saltando como el Tony Tozzi, sino desde posiciones estacionadas. Tenía mucha calidad y era un jugador elegante, vistoso para ver, con un ritmo tirando a pausado. Muy pulcro, peinado a la gomina y de gran educación".

El ciclo internacional de Felipe Fernández, tras ese bautismo en los Panamericanos de 1955, se prolongó hasta 1959. Fue seleccionado consecutivamente para los cuatro campeonatos disputados y siempre por un entrenador distinto. Este es el detalle completo:

*1955 - Juegos Panamericanos en México D. F. - Con Casimiro González Trilla y Francisco del Río - Medalla de plata (4 triunfos -1 derrota).

* 1955 - Campeonato Sudamericano en Cúcuta - Con Jorge Canavesi - Cuarto puesto (5-3).

* 1958 - Campeonato Sudamericano en Santiago de Chile - Con el "Cholo" Pérez - Cuarto puesto (4-3).

* 1959 - Campeonato Mundial en Chile - Con Pedro Rafael Pasquinelli - Décimo puesto (3-3).

En total, las Selecciones Nacionales que integró disputaron 26 partidos. Se lograron 16 victorias, con 10 derrotas.

Antes del Sudamericano de 1958, Fernández fue presentado así por la revista "El Gráfico" en la nota "A la búsqueda del equipo argentino":

"Internacional reconocido, de recursos y agallas, es hombre con 'catadura' de internacional". Para el Mundial de 1959 medía 1,85 m.

En el Campeonato Argentino de Mendoza 1963 Córdoba logró conformar un equipo catalogado de "impresionante" a favor de la amplia inmigración de jugadores que en esa época recibió su ciudad capital.

Alberto Andrizzi dirigió a un plantel calificado por la revista "El Gráfico" como "un campeón incuestionable", tras superar 78-72 al Chaco en la final. Lo integraron ocho cordobeses y cuatro "foráneos":

De Atenas estuvieron: los tucumanos Zoilo Domínguez y Felipe Fernández, el entrerriano Hugo Oliva y Lucio Regina. De General Paz Juniors: Marcelo Farías y Cleodomiro Oliva. De Redes Cordobesas: Raúl Bazán y Armando Brun. De Barrio Observatorio: Antonio Tozzi. De Belgrano: Benito Cabral. De Los Cóndores: el chaqueño Zvetozar Nitchtvich. De Rieles Argentinos: Luis Torrás.

El quinteto básico lo integraron Cleodomiro Oliva - Farías - Tozzi - Torrás -Dominguez. Fernández fue el sexto hombre.

Era la tercera final consecutiva de Cordoba. Fue un certamen muy competitivo. Desde entonces Córdoba estaría 24 años sin ser campeón hasta San Juan 1987, ya en tiempo de Pichi Campana y Marcelo Milanesio.

En la rueda preliminar venció 81-64 a Corrientes, 68-61 a Catamarca, 86-47 a San Luis y 79-45 a Salta.

En la rueda de clasificación, virtualmente la ronda decisiva dividida en dos zonas para consagrar a los finalistas, en el grupo "A" derrotó 70-67 a Buenos Aires, 82-68 a San Juan y, en lo que se llamó la "final anticipada", 69-67 a Capital Federal.

Al equipo porteño lo integraban figuras como Norberto Battilana, "Caña" Desimone, Tito Ballícora, Jesús Díaz, Tommy Sandor y "Puchi" Mariani.

Lupo, presente en Mendoza 1963 junto al padre del "Yuco", recuerda la sobresaliente actuación de su amigo en el partido que Córdoba superó a Capital Federal: "Anuló al riojano Jesús Díaz, el base de Capital, el equipo candidato a ser campeón, y de esa manera los tres lungos porteños (Desimone, Tomás Sandor y Ballícora) no pudieron recibir juego..."

Es decir que ese Córdoba ganó los ocho partidos que jugó y promedió 76,6 tantos a favor y 61,3 en contra.

Víctor Lupo termina con una acotación histórica:

"Pese a que varios jugadores tucumanos llegaron a integrar la Selección Nacional de básquetbol, como Armando Bollea, Gregorio Moreno, Zoilo Domínguez, Carlos Romano, Gabriel Díaz (hijo) y el subcampeón mundial 2002 Lucas Victoriano, la discusión interminable en el básquetbol de la provincia, sobre quién fue el mejor jugador de la historia de Tucumán, se sigue centrando en Felipe 'Yuco' Fernández (Redes Argentinas) o Gabriel 'Tompi' Díaz (padre, Tucumán B. B.). Todavía no nos pusimos de acuerdo..."

 

FUENTE: Webasketball por Osvaldo Ricardo Orcacitas - ORO

 

 

Recibir Boletines



¿Acepta HTML?

JoomlaWatch Stats 1.2.9 by Matej Koval

Próxima Actividad

Noche de los Museos

Noche de los Museos 2009

Apertura a las 20 hs  del Sábado 14 de Noviembre

Más Información (Click Aquí)